RGPD - Cookies
Skip to content
Grupo Miranza
Pide cita

Pide cita

Pide teleconsulta

Si tienes dudas, consúltanos

Envíanos un mensaje

Pruebas diagnósticas

OCT (Tomografía de Coherencia Óptica)

¿Qué es la OCT (Tomografía de Coherencia Óptica)?

La OCT o Tomografía de Coherencia Óptica es una técnica de diagnóstico por la imagen que, en los últimos años, se ha convertido en imprescindible en las consultas de oftalmología. Con precisión micrométrica, nos permite visualizar en 3D distintas estructuras oculares, realizando un “escáner” automático que nos aporta información de gran relevancia para la detección y monitorización de muchas enfermedades oculares.

Su principal ventaja es que se trata de una tecnología no invasiva y con una resolución muy superior a otras técnicas utilizadas en medicina que también hacen “cortes” ópticos transversales sobre los tejidos (como el TAC o la resonancia magnética). 

Para ello, el funcionamiento de la OCT se basa en la emisión de luz infrarroja que, al reflejarse sobre las estructuras oculares, nos muestra las capas o secciones de distintas partes del ojo, detectando alteraciones muy sutiles, prácticamente a escala celular. 

En función de las estructuras en las que se enfoca, podemos distinguir dos tipos de OCT:

  • Tomografía de Coherencia Óptica de polo posterior: visualización de la retina y, con los últimos modelos, incluso de la capa que se encuentra por detrás de ella, los coroides.
  • Tomografía de Coherencia Óptica de polo anterior: visualización de la córnea, la cámara anterior del ojo, el iris y el cristalino. Puede hacerse con equipos de OCT posterior a los que se adaptan determinados softwares o lentes, o bien mediante nuevos equipos específicos para OCT anterior.

¿Para qué utilizamos la OCT?

Algunas de las principales patologías para las que utilizamos la OCT posterior.

A su vez, OCT anterior también está indicada para una gran variedad de enfermedades, así como antes y después de determinadas cirugías oftalmológicas.

En el caso del glaucoma, es útil tanto la OCT posterior, ya que nos permite estudiar la cabeza del nervio óptico dañado por la enfermedad, como la OCT anterior, que nos aporta datos de las estructuras oculares de la cámara anterior del ojo sobre las que actúan los tratamientos de esta patología.

¿Cómo realizamos la OCT?

  • Es una prueba muy cómoda y rápida, que dura aproximadamente entre 5 y 10 minutos.
  • Es indolora, ya que no implica contacto con el ojo y evita tener que usar gotas anestésicas.
  • Podemos realizarla sin dilatar el ojo (en algunos casos debemos hacerla necesariamente sin dilatación pupilar).
  • La llevamos a cabo en nuestras consultas, equipadas con la última tecnología diagnóstica en las clínicas Miranza.
  • Obtenemos los resultados de forma inmediata para completar tu diagnóstico.