RGPD - Cookies
Skip to content
Grupo Miranza
Pide cita

Pide cita

Pide teleconsulta

Si tienes dudas, consúltanos

Envíanos un mensaje

Tratamientos

Cirugía refractiva con lentes intraoculares

cirugia refractiva con lente intraocular
Lentes fabricadas a medida, que pueden sustituir o no al cristalino del ojo.
Nuevos modelos cada vez más perfeccionados, que ponemos a tu disposición.
Alternativa segura y eficaz al uso de gafas, lentillas y técnicas láser.

¿Qué es la cirugía refractiva con lentes intraoculares?

La implantación de lentes intraoculares es un procedimiento que está creciendo en los últimos años para la corrección quirúrgica de defectos refractivos. De hecho, no dejan de aparecer nuevos modelos que ofrecemos de forma pionera y con todas las garantías a nuestros pacientes, una vez demostrados sus buenos resultados en estudios clínicos en los que participamos desde las clínicas Miranza.

Existen diferentes tipos de lentes que podemos implantar y que, según su ubicación en el ojo, podemos clasificar en:

  • Lentes pseudofáquicas: sustituyen al cristalino, la lente natural del ojo, cuando deja de enfocar correctamente debido a la edad. Este tipo de lentes son las que también utilizamos en las operaciones de cataratas.
  • Lentes fáquicas: las colocamos entre la córnea y el cristalino, por lo que, al no sustituir ninguna estructura ocular, son un procedimiento reversible. Suelen estar indicadas para pacientes más jóvenes.

Además, en función del foco que proporcionan estas lentes, también podemos hablar de:

  • Lentes monofocales: optimizadas para la visión de cerca o lejos.
  • Lentes multifocales: permiten ver bien tanto de cerca como de lejos.
  • Lentes de foco extendido: son las que han aparecido más recientemente y amplían la profundidad de foco respecto a las lentes monofocales, a la vez que evitan algunos de los inconvenientes que pueden asociarse a las lentes multifocales (como halos, destellos o pérdida de contraste).

El avance tecnológico no solo ha permitido la introducción de nuevos diseños de lentes, sino también de equipos más precisos para calcular su potencia en cada caso y plataformas inteligentes en quirófano que facilitan su posicionamiento perfecto en el ojo.

Problemas de visión que trata la cirugía refractiva con lentes intraoculares

La cirugía refractiva con lentes intraoculares es una alternativa eficaz y segura al uso de gafas o lentes de contacto, por la que puedes optar si tienes altas graduaciones de miopía, hipermetropía y/o astigmatismo o, por otras razones (como una córnea frágil), es preferible que te realicemos esta técnica en vez de una cirugía refractiva láser.

Por otro lado, si te implantamos una lente intraocular pseudofáquica, especialmente habitual en casos de presbicia o “vista cansada”, corregiremos este defecto refractivo y evitaremos que en el futuro desarrolles cataratas, puesto que ya habremos sustituido el cristalino que, con los años, además de perder capacidad de enfoque también se vuelve opaco.

Debido a que las características de cada ojo y las necesidades visuales de cada persona son distintas, te recomendamos ponerte en manos de un oftalmólogo de confianza que te asesore sobre la técnica y el tipo de lentes más adecuadas para ti.  Un buen estudio diagnóstico previo y una indicación quirúrgica precisa es el primer paso para el éxito de la cirugía.

La cirugía refractiva con lentes intraoculares es una intervención ambulatoria que solemos realizar con anestesia tópica  (gotas) y que  no dura más de 15-20 minutos. Normalmente, te operaremos primero un ojo y unos días después, el otro, para asegurarnos de tu buena evolución. Enseguida notarás la recuperación visual y podrás retomar tus actividades cotidianas, salvo algunos cuidados oculares básicos y precauciones que te indicará tu oftalmólogo, como evitar impactos o esfuerzos bruscos las primeras semanas, realizar una buena higiene y cumplir con el tratamiento antibiótico y antiinflamatorio indicado.

Una vez lleves las lentes intraoculares, fabricadas a medida para ti, verás que son totalmente imperceptibles.

La cirugía refractiva con lentes intraoculares no es más compleja que la que realizamos con técnicas láser, aunque algunas personas son reticentes a la implantación de un “cuerpo extraño” dentro el ojo. Debes saber que estas lentes son  biocompatibles, muy flexibles y no causan rechazo ni dejan sensación de cuerpo extraño en el ojo. Además, las introducimos a través de incisiones mínimas que cicatrizan rápidamente y no requieren suturas. Salvo casos excepcionales, no se mueven de la posición en la que las hemos implantado ni requieren cambiarse al cabo de un tiempo.

Otras posibles complicaciones, como el aumento de la presión intraocular o infecciones, son muy poco frecuentes. En cuanto a los posibles efectos secundarios asociados, como alteraciones visuales sobre todo de noche, podemos minimizarlos seleccionado el tipo de lente que mejor se ajuste en cada caso.