RGPD - Cookies
Skip to content
Grupo Miranza
Pide cita

Pide cita

Pide teleconsulta

Si tienes dudas, consúltanos

Envíanos un mensaje

Tratamientos

Cirugía refractiva láser

cirugia refractiva laser
Múltiples técnicas disponibles, con resultados eficaces y seguros.
Láseres de gran precisión en los quirófanos de nuestras clínicas.
Asesoramiento oftalmológico experto y personalizado.

¿Qué es la cirugía refractiva láser?

Dentro de las múltiples posibilidades de tratamiento que ofrece la cirugía refractiva, hay varias técnicas que se basan en el uso de láseres de gran precisión para “moldear” la córnea (capa transparente que cubre la parte delantera del ojo). El objetivo es modificar su curvatura para que los rayos de luz que inciden sobre ella puedan enfocarse correctamente en la retina, consiguiendo así una visión nítida.

En las clínicas Miranza contamos con oftalmólogos pioneros y referentes en el uso de estas técnicas, sobre las que te asesoraremos de forma personalizada y las principales de las cuales son:

  • LASIK: es la técnica más utilizada en todo el mundo y ha demostrado su eficacia desde hace más de 25 años. Consiste en abrir una pequeña lámina (flap) en la córnea, utilizando una cuchilla quirúrgica (microqueratomo), para, seguidamente, aplicar el láser excímer y moldear la córnea. Una evolución de esta técnica es el Femtolasik o Intralasik, con la variación de que la primera fase no la realizamos con un microqueratomo sino con el láser de femtosegundo, lo que aporta todavía mayor precisión, rapidez y seguridad a la intervención.
  • SMILE: es una de las técnicas de cirugía refractiva láser más recientes y sofisticadas, que se caracteriza por ser mínimamente invasiva. En vez de levantar la superficie de la córnea, con el láser de femtosegundo tallamos una lámina corneal interna, que extraemos a través de una microincisión de tan solo 2 mm.
  • PRK: es un procedimiento que actúa a nivel superficial, por lo que no requiere acceder al interior de la córnea. Para ello, retiramos su capa más externa (epitelio), que luego vuelve a regenerarse, y moldeamos la parte central del tejido corneal haciendo uso del láser excímer.

Problemas de visión que trata la cirugía refractiva láser

Si quieres reducir la dependencia del uso de gafas o lentes de contacto, puedes plantearte una cirugía refractiva. La elección de una técnica u otra dependerá no solo del tipo de defecto refractivo que tengas y de tu número de dioptrías, sino también de otros aspectos como tu edad, estabilidad de la graduación, grosor de la córnea,  estado de salud ocular etc. Además, nuestros especialistas también tendrán en cuenta tus necesidades visuales específicas, acorde con tu trabajo, aficiones y actividades cotidianas, para indicarte el procedimiento más idóneo para tu caso.

Una indicación quirúrgica experta e individualizada, a partir de un estudio previo completo, es fundamental para lograr la máxima satisfacción con el procedimiento. En caso de que no seas un buen candidato para una cirugía refractiva láser, una alternativa que también podemos ofrecerte es la implantación de lentes intraoculares.

La cirugía refractiva láser tiene la ventaja de ser una intervención muy rápida (alrededor de 10 minutos), que realizamos con anestesia tópica (gotas) y que te permitirá volver a casa sin necesidad de ingreso.

En función de la técnica utilizada, podrás tardar más o menos días en ver completamente nítido. Por ejemplo, en el caso del LASIK, a las 24 h ya recuperarás  una visión prácticamente normal, mientras que con la PRK tardará alrededor de una semana. Las molestias postoperatorias que podrás notar también desaparecerán al cabo de 1-2 días en el primer caso, así como entre 3 y 5  en el segundo. En cualquier caso, sea cual sea la técnica empleada, pronto podrás volver a trabajar, leer, utilizar el ordenador e, incluso, hacer actividades deportivas. Te indicaremos en detalle el tratamiento y las precauciones postoperatorias que debes seguir (por ejemplo, es importante que te hidrates los ojos con lágrimas artificiales y evites maquillarte durante las primeras semanas) y evaluaremos tu evolución en las visitas de control.

La cirugía refractiva láser es una opción solicitada por muchos pacientes y que no debemos banalizar para poder ofrecer los mejores resultados.

Se trata de técnicas que, siempre y cuando estén correctamente indicadas y ejecutadas, tienen una alta tasa de éxito (superior al 95%).  Los efectos secundarios son muy poco frecuentes y generalmente son transitorios, como una mayor sensibilidad a la luz, destellos,  halos nocturnos u ojo seco, que suelen desaparecer a los pocos meses.

En cuanto al riesgo de complicaciones como infecciones, es excepcional e inferior al de otras cirugías oculares; incluso es menor al que conlleva el uso de lentes de contacto.  Asimismo, la posibilidad de sufrir una ectasia o deformación patológica de la córnea también es muy infrecuente (menos del 0,001%).