Síntomas

Las enfermedades de la vista pueden manifestarse con signos y síntomas oculares muy variados y de diversa gravedad, que también pueden aparecer a raíz de causas sobrevenidas, como un accidente o un traumatismo.

En general, podemos clasificar los síntomas oftalmológicos en dos grandes grupos: aquellos que afectan a los párpados y a las estructuras oculares propiamente dichas y los que atañen a la función visual. Dentro de los primeros, nos encontramos, por ejemplo, con el enrojecimiento, picor, dolor, lagrimeo o sensación de cuerpo extraño en el ojo. Por su parte, los síntomas relacionados con el funcionamiento del ojo pueden afectar a la visión en forma de manchas, destellos, moscas volantes etc., así como hacer que veamos doble, borroso, distorsionado o deformado, entre otros.

Cómo asociar los síntomas oculares a una patología

Asociar la sintomatología ocular con una patología determinada no siempre es fácil, ya que las mismas manifestaciones pueden corresponderse con varias dolencias y, por el contrario, la misma enfermedad puede no causar exactamente el mismo cuadro en todos los pacientes. Por este motivo, es fundamental que acudas a un especialista para obtener un diagnóstico preciso, evaluando los síntomas en su conjunto y en relación a tu historia clínica y otras circunstancias que puedan estar relacionadas con tus problemas de visión.

También debes tener en cuenta que algunos síntomas oculares afloran inmediatamente y otros surgen a medida que progresa la enfermedad oftalmológica, existiendo algunas patologías oculares “silenciosas” que no dan señales de alerta evidentes hasta fases avanzadas. Por todo ello, aunque no notes nada o te parezcan molestias leves, es importante que no descuides tus controles en el oftalmólogo: especialmente en el caso de los niños, así como a partir de los 35-40 años y, sobre todo, los 60, recomendamos no retrasar o saltarte las revisiones periódicas pautadas. Además, recuerda que siempre puedes acudir a los servicios de urgencias oftalmológicas de las clínicas Miranza ante cualquier anomalía o síntomas que persistan o se agraven.

Pide cita











    Día preferente para agendar tu visita


    Para agendar tu visita


    Clínica en la que quieres la cita


    Para que te llamemos para concertar tu cita






    * Campos obligatorios