Atención personalizada del ojo seco, un problema cada vez más común

En Miranza reforzamos nuestra dotación diagnóstica y clínica para individualizar el manejo de esta enfermedad multifactorial y compleja, cuya sintomatología ha aumentado a raíz del confinamiento.

En la red de clínicas de Miranza hemos puesto en marcha nuevas áreas especializadas en ojo seco, enfermedad que afecta a un 30% de la población y supone uno de los principales motivos de consulta al oftalmólogo. La tendencia al alza de este problema ha aumentado todavía más en el periodo de confinamiento, debido al uso constante de pantallas para el teletrabajo y el ocio, en entornos cerrados, secos y con aires acondicionados. 

Pero más allá de los factores ambientales que intensifican la sintomatología de los pacientes, son muchas las posibles causas que puede haber detrás del ojo seco: “Generalmente, se produce por un déficit de lágrima o porque esta es de mala calidad y suele ir asociado a diferentes grados de inflamación de la superficie ocular”, explica la Dra. Miriam Barbany, especialista de IMO Grupo Miranza.

Áreas especializadas y referentes en ojo seco

El centro barcelonés es pionero en contar, desde 2018, con un área dedicada íntegramente al abordaje de la sequedad ocular, una apuesta por la personalización en la atención de los pacientes en la que también es referente Vissum Grupo Miranza. Según la Dra. Alejandra Amesty, oftalmóloga de la clínica alicantina y coordinadora del grupo de trabajo de ojo seco de Miranza, “diagnosticar el origen de esta enfermedad multifactorial en cada persona es clave para poder orientar su manejo de forma precisa y eficaz, complementando las pautas que el paciente puede seguir en casa con novedosas tecnologías en consulta”. 

De ahí que otros centros de nuestro grupo, como Miranza IOA, en Madrid, y Miranza Begitek, en San Sebastián, también hayan impulsado recientemente nuevas áreas con expertos en ojo seco, reforzando su dotación diagnóstica y clínica. 

IPL y otras tecnologías para mejorar la lágrima

Entre las soluciones más demandadas por los pacientes, destacan tecnologías como la IPL o luz pulsada intensa, utilizada desde hace años con fines estéticos, tanto en el ámbito de la fotodepilación como del rejuvenecimiento de la piel, y que actualmente también permite paliar el ojo seco. Para mejorar los síntomas asociados (picor, enrojecimiento, sensación de cuerpo extraño, fotofobia, necesidad de parpadeo excesivo e, incluso, visión borrosa y dolor), este equipo actúa directamente sobre la causa que provoca la sequedad ocular, reduciendo la inflamación y estimulando las glándulas de Meibomio. 

Tratar la disfunción de estas glándulas, que se encuentran en el borde de los párpados y son responsables de la buena calidad de la lágrima, también es el propósito de otras tecnologías que ofrecemos en las unidades de ojo seco de las clínicas Miranza. Es el caso de la pulsación térmica (que consiste en la aplicación localizada de calor y “masaje” sobre los párpados) o la microexfoliación palpebral (que limpia en profundidad esta zona), entre otras opciones terapéuticas para cada tipo de ojo seco.

Acompañamiento ante una enfermedad crónica

Según los especialistas de Miranza, es importante que estos tratamientos se complementen con una serie de cuidados y hábitos que deben mantenerse de forma rutinaria, ya que el ojo seco es una enfermedad crónica que requiere de la implicación activa de los pacientes para mejorar su bienestar ocular. 

Hidratar los ojos con lágrimas artificiales o pomadas lubricantes, realizar descansos visuales en el trabajo, ser cuidadosos y constantes con la higiene palpebral y cuidar la alimentación (siendo especialmente beneficiosa una dieta rica en omega 3), son algunas de las principales medidas que recomienda nuestro equipo de oftalmólogos, que, desde las áreas especializadas de los centros, también ofrecen acompañamiento y asesoramiento a las personas con sequedad ocular.