RGPD - Cookies
Skip to content
Grupo Miranza
Pide cita

Pide cita

Pide teleconsulta

Si tienes dudas, consúltanos

Envíanos un mensaje

Tratamientos

Luz pulsada intensa (IPL)

ipl
Alivia los síntomas del ojo seco y la blefaritis.
Trata una gran variedad de problemas estéticos en la piel del rostro.
Es un procedimiento rápido e indoloro, con recuperación inmediata.

¿Qué es el tratamiento con luz pulsada intensa?

La luz pulsada intensa, o IPL por sus siglas en inglés, se utiliza desde hace años en el campo de la medicina estética (por ejemplo,  para la fotodepilación) y también ha demostrado sus beneficios como solución oftalmológica y de rejuvenecimiento oculofacial. En las clínicas Miranza contamos con la tecnología IPL más avanzada, que, con un mismo equipo, combate con eficacia el ojo seco y la blefaritis, además de una treintena de patologías o lesiones cutáneas habituales en el rostro.

La IPL consiste en la emisión controlada de pulsos de luz de alta intensidad, que se convierten en calor para tratar una determinada zona sin dañar las estructuras cercanas. Esta luz tiene diferentes longitudes de onda según el filtro con el que utilicemos el equipo, lo que nos permite actuar de forma selectiva en diferentes capas de la piel.

Las sesiones las realizamos en consulta, aplicando un gel frío sobre el área a tratar y colocando unos protectores sobre los ojos. El tratamiento suele durar entre 10-15 minutos y no es doloroso ni molesto, aunque puedes notar los “flashes” de luz y cierto calor en algunos puntos

Problemas que trata la luz pulsada intensa

La IPL alivia los síntomas del ojo seco y la blefaritis (frecuentemente  asociadas) al actuar directamente sobre sus causas: estimula el correcto funcionamiento de las glándulas de Meibomio que hay en los párpados y cuya disfunción está ligada a ambas patologías, reduciendo la inflamación de la superficie ocular y mejorando la calidad de la película lagrimal.

Además, también utilizamos el tratamiento con luz pulsada intensa para mejorar el aspecto de la piel del rostro, de modo que  recuperamos su elasticidad y firmeza, además de eliminar rojeces, manchas, “arañas” vasculares o puntos rubí, entre otros signos del paso de los años, el estrés y la exposición solar.

Es importante que antes de realizarte este tratamiento cuentes con  un diagnóstico previo completo y un asesoramiento personalizado, ya que  podemos complementar la IPL con otras soluciones para lograr los resultados más satisfactorios en cada caso

 

Al ser la luz pulsada para ojos y rostro un tratamiento no quirúrgico que realizamos en consulta, resulta muy cómodo y permite una rápida recuperación, sin que tengas que alterar tus actividades cotidianas. Al salir de la clínica podrás hacer vida normal, aunque es importante que extremes la protección frente al sol sobre todo la semana siguiente (como también deberás haber hecho la semana previa).

Puede que al término de la sesión notes un leve enrojecimiento, que pronto remitirá. Te recomendamos la aplicación de compresas o gasas frías para refrescar la zona tratada.

Si tienes ojo seco y/o blefaritis, suele ser necesario que realicemos entre 4 y 6 sesiones, espaciadas 15 días, y convenientemente una sesión de mantenimiento alrededor del año para lograr los máximos beneficios. Asimismo, para el tratamiento de patologías estéticas de la piel, el número de sesiones dependerá del problema a tratar en cada caso.

 

La tecnología IPL es muy segura, con mínimos efectos secundarios si se ajusta de manera adecuada la intensidad del tratamiento y su área de acción. Sin embargo, es necesario proteger adecuadamente los ojos y realizar una manipulación experta del equipo para evitar cualquier complicación.