RGPD - Cookies
Skip to content
Grupo Miranza
Pide cita

Pide cita

Pide teleconsulta

Si tienes dudas, consúltanos

Envíanos un mensaje

Tratamientos

Tratamientos para ojo seco en consulta

tratamientos ojo seco
Soluciones que van más allá del uso de lágrimas artificiales.
Alivio de las molestias cotidianas asociadas a la sequedad ocular.
Nuevas terapias regenerativas y tecnologías mínimamente invasivas.

¿En qué consisten los tratamientos para ojo seco en consulta?

En las clínicas Miranza disponemos de áreas especializadas en ojo seco para poner a tu disposición las soluciones más eficaces frente a esta enfermedad, a partir de un estudio previo completo y de un diagnóstico preciso e individualizado.

Estos tratamientos que te ofrecemos en consulta pueden contribuir eficazmente a mejorar tu sintomatología y prevenir daños en la superficie ocular. En los casos indicados, son un buen complemento a la acción de las lágrimas artificiales (colirios hidratantes) o de determinados fármacos, así como a loscuidados y rutinas que puedes adoptar en casa para mantener a raya esta enfermedad crónica.

Enfermedades que tratan

Los tratamientos para el ojo seco que realizamos en consulta pueden ir orientados tanto a compensar un déficit de lágrima, como a procurar que ésta sea de mayor calidad para que no se evapore demasiado rápido. Asimismo, también pueden ayudar a reducir la inflamación de la superficie ocular –que en mayor o menor grado está presente en muchos pacientes– y, por otro lado, sanar las lesiones en la córnea que se hayan podido producir.

Por tanto, a la hora de enfocar los tratamientos, no se trata solo de determinar el grado de ojo seco (leve, moderado o severo), sino de abordar específicamente sus causas, que pueden presentarse de forma mixta o combinada.

Si notas que tienes sequedad ocular, te recomendamos no obviar este problema –que puede resultar muy molesto y afectar a tu visión– y consultar al oftalmólogo, quien podrá indicarte una estrategia terapéutica a medida.

En los últimos años, los tratamientos para el ojo seco han experimentado un gran desarrollo.  Es el caso de las terapias regenerativas como el colirio Endoret, basadas en derivados de la sangre del propio paciente que contienen factores de crecimiento.

Por otro lado, también han aparecido nuevas alternativas enfocadas a mejorar el funcionamiento de las glándulas de Meibomio que se encuentran en los párpados y son imprescindibles para la estabilidad de la película lagrimal.  A ello contribuyen técnicas como la luz pulsada intensa, la microexfoliación palpebral o la pulsación térmica.

Los tratamientos que te ofrecemos desde del Área de Ojo seco de Miranza suelen ser de rápida aplicación (máximo unos 15 minutos en consulta, según la técnica) y son muy cómodos. Resultan prácticamente indoloros y, en los casos necesarios, el uso de un colirio, pomada o crema anestésica ayuda a aliviar cualquier molestia durante la sesión. Al término del procedimiento, puedes continuar con normalidad con tus actividades cotidianas, sin tiempo de baja ni restricciones importantes.

Para notar los máximos beneficios, es importante que realices el seguimiento oftalmológico o mantenimiento terapéutico que te indique tu especialista, pudiéndose repetir el tratamiento cada 3, 6 o 12 meses, según requiera cada técnica y la severidad del cuadro. Además, debes tener en cuenta que el ojo seco es una enfermedad crónica y que, por tanto, no desaparece al salir de la consulta. Tu implicación como paciente es fundamental para sostener una buena evolución y notar una mejora significativa en tu calidad de vida y bienestar.

Los tratamientos para ojo seco en consulta, al ser poco invasivos, ofrecen una alta seguridad, con un mínimo riesgo de complicaciones o efectos secundarios no deseados. En su aplicación nos encargamos de proteger tu salud ocular, utilizando tecnologías muy precisas y eficaces que nuestros especialistas manipulan de forma experta.

Cada técnica tiene sus propias especificaciones pero, en general, la clave para unos resultados satisfactorios es realizar una buena indicación del procedimiento, seleccionando adecuadamente los pacientes que más pueden notar sus efectos.