RGPD - Cookies
Skip to content
Grupo Miranza
Pide cita

Pide cita

Pide teleconsulta

Si tienes dudas, consúltanos

Envíanos un mensaje

Tratamientos

Dispositivos de drenaje para glaucoma

valvulas y dispositivos drenaje
Cirugía ambulatoria para reducir la presión intraocular.
Múltiples tipos de dispositivos distintos.
Alternativa cuando otros tratamientos son ineficaces o inviables.

¿Qué son los dispositivos de drenaje para glaucoma?

Los dispositivos de drenaje para glaucoma se implantan en diferentes ubicaciones del ojo para facilitar el drenaje del humor acuoso (líquido que baña las estructuras oculares) hacia el exterior. Cuando este mecanismo de drenaje está alterado y el líquido se acumula en exceso, se produce un aumento de la presión en el interior del ojo que puede llegar a dañar el nervio óptico y causar pérdidas de visión irreversibles. 

La intervención consiste, básicamente, en insertar un tubo de drenaje con un reservorio, también llamado plato, que va desde el espacio intraocular hasta la zona subconjuntival (debajo de la conjuntiva) para facilitar la salida del humor acuoso y conseguir una disminución de la presión intraocular. Según el caso, los tubos de drenaje pueden ir provistos de válvulas que regulan la salida de fluido.

Se trata de un procedimiento que podemos llevar a cabo de manera individual o junto a otras cirugías como una operación de cataratas, un trasplante de córnea  o una vitrectomía y, en función de ello, colocaremos el tubo de drenaje en una parte del ojo u otra. 

Enfermedades oculares que trata

Los dispositivos de drenaje permiten tratar todo tipo de glaucomas y pueden ser un procedimiento secundario tras cirugías filtrantes como la esclerectomía profunda no perforante o la trabeculectomía. También pueden ser la primera técnica  quirúrgica por la que optamos cuando no se prevé que las mencionadas cirugías den buenos resultados o son inviables de practicar, por ejemplo, si tienes un glaucoma de ángulo cerrado o, además de glaucoma, presentas otros problemas oculares como una córnea trasplantada, retinopatía diabética o desprendimiento de retina. 

La implantación de dispositivos de drenaje para glaucoma es un procedimiento ambulatorio, que requiere unos 45 minutos de intervención y que realizamos con anestesia local y sedación para evitar molestias durante la cirugía y favorecer tu tranquilidad durante todo el proceso. 

Esta cirugía oftalmológica la llevamos a cabo mediante técnicas cada vez menos invasivas que han reducido mucho el riesgo de complicaciones. No obstante, al finalizar la intervención es importante que cumplas con el tratamiento antiinflamatorio y antibiótico prescrito para evitar infecciones y acelerar la recuperación de los tejidos. En las clínicas Miranza  te informaremos en detalle de las pautas y visitas de control que debes seguir, teniendo en cuenta que el glaucoma es una enfermedad crónica que conlleva un seguimiento constante y periódico.

Si durante las primeras semanas notas visión borrosa, habitualmente es un trastorno pasajero que forma parte del proceso posoperatorio y te controlaremos en las revisiones sucesivas. 

En casos poco frecuentes, pueden producirse hemorragias intraoculares, infecciones o desprendimiento de coroides, que normalmente se resuelven  sin dejar secuelas siguiendo el tratamiento adecuado.