Skip to content

Tratamientos

Operación de cataratas

Un oftalmólogo practicando una operación de cataratas
Más de 9.000 operaciones de catarata al año en las clínicas Miranza.
Oftalmólogos precursores de la facoemulsificación en España.
Pioneros en la cirugía de catarata microincisional y mínimamente invasiva.

¿Qué es la operación de cataratas?

La única solución para tratar la pérdida de transparencia del cristalino es la operación de cataratas, que sustituye esta lente natural del ojo por una lente intraocular artificial que permite volver a ver nítido. Este es el fin de la cirugía de cataratas, la más practicada en oftalmología, que en las clínicas Miranza realizan expertos y pioneros en el uso de las últimas técnicas y tecnologías para este tipo de intervenciones.

Es el caso de la facoemulsificación, que desarrollaron de forma pionera en España especialistas de nuestro equipo y que, actualmente, es el procedimiento más extendido en la operación de cataratas. Consiste en fragmentar y aspirar la catarata mediante ultrasonidos, de modo que podemos extraerla del ojo a través de una pequeña incisión en la córnea, que también se utiliza para introducir la lente intraocular en el lugar que ocupaba el cristalino.

Reducir cada vez más el tamaño de esta incisión (hasta menos de 1,5 mm) es uno de los principales progresos de la cirugía de cataratas, por el que hemos apostado desde las clínicas de nuestro grupo. Además de contar con la habilidad de cirujanos con gran experiencia, la innovación tecnológica –mediante la introducción de microinstrumentos quirúrgicos, láseres de última generación y sistemas inteligentes de guiado por imagen– nos permite lograr una gran precisión y seguridad en los resultados de la operación de cataratas, además de facilitar una recuperación más rápida.

A ello también hay que sumar las ventajas que aportan los nuevos diseños de lentes intraoculares, con las que podemos corregir los defectos refractivos previos que tengas (como miopía, hipermetropía, astigmatismo o presbicia) y ofrecerte una independencia de las gafas cada vez mayor en distintas distancias. Tu oftalmólogo en tu clínica Miranza te asesorará de forma personalizada para indicar el tipo de lente más idóneo para ti y tus necesidades visuales.

Indicaciones de la cirugía de cataratas en nuestras clínicas

Al contrario de lo que mucha gente piensa, no es necesario esperar a que la catarata esté muy “madura” o notes un deterioro importante de tu visión para poder quitarla. Una consulta oftalmológica te ayudará a aclarar el diagnóstico  (en función del tipo, grado, localización, etc. de la catarata) y determinar el mejor momento para plantear la operación de cataratas en la clínica.

 

La operación de cataratas es muy rápida (suele durar unos 20 minutos) y normalmente la realizamos en la clínica con anestesia local o tópica (gotas) y sin necesidad de suturas en el ojo, debido al pequeño tamaño de las incisiones. Al tratarse de un procedimiento ambulatorio, puedes volver a casa el mismo día de la cirugía.

Pronto apreciarás la mejoría en la visión y a las 24 horas podrás retomar tus actividades habituales, con ciertas precauciones que te detallará tu oftalmólogo. Asimismo, es importante que cumplas con el tratamiento postoperatorio pautado y acudas a las revisiones de control indicadas.

Dejar de ver borroso contribuirá a mejorar tu calidad de vida y facilitará que puedas desenvolverte de forma más autónoma. Según algunos estudios, tras una cirugía de cataratas los pacientes ven reducido su riesgo de mortalidad asociado a accidentes en un 40%, mientras que las  probabilidades de fracturarse la cadera tras una caída descienden un 16% y las de tener un accidente de tráfico bajan un 13%.

La operación de cataratas en nuestras clínicas ha alcanzado un alto grado de perfeccionamiento, ofrece excelentes resultados y es una técnica muy segura. Aun así, debe realizarla siempre un oftalmólogo de confianza, ya que, como toda intervención quirúrgica, no es banal, ni  está exenta de posibles complicaciones. En este sentido, tan importante es poner todos los medios para prevenirlas, como saber manejarlas de forma experta.

Un buen diagnóstico previo es fundamental para detectar alteraciones o lesiones oculares que puedan afectar al éxito de la operación de cataratas. Cuanto más densa sea la catarata, más larga y complicada puede ser la cirugía, aumentando, por ejemplo, el riesgo de sufrir un desprendimiento de retina. De ahí que en las clínicas Miranza hagamos hincapié en el abordaje individualizado de cada caso.