RGPD - Cookies
Skip to content
Grupo Miranza
Pide cita

Pide cita

Pide teleconsulta

Si tienes dudas, consúltanos

Envíanos un mensaje

Enfermedades de la vista

Miopía

miopia-patologia
Defecto refractivo en aumento, especialmente entre los jóvenes.
Tanto la genética como el estilo de vida actual contribuyen a su desarrollo.
Por encima de 6-8 dioptrías, puede desencadenar complicaciones oculares.

La miopía es un defecto de refracción que produce mala agudeza visual de los objetos situados a larga distancia. Esto se debe a que los rayos de luz que entran en el ojo convergen por delante de la retina y no sobre ella como se requiere para ver nítido y, por tanto, hay un problema de desenfoque. 

Si tienes este problema, puede deberse al hecho de que tu ojo sea más largo o más grande de lo habitual, o bien a que la córnea sea demasiado curva, lo que hace que su poder dióptrico resulte excesivo. 

En casos de alta miopía o miopía magna, por encima de 6- 8 dioptrías, la elongación del globo ocular hace que las capas internas del ojo se estiren y se debiliten. De ahí pueden derivarse distintos tipos de complicaciones y, por ello, es importante que acudas periódicamente al oftalmólogo para controlar de cerca la evolución de tu miopía y chequear tu estado ocular.

Si tienes miopía, notarás que ves con claridad los objetos que están cerca, mientras que los que se encuentran lejos te resultan poco nítidos (por ejemplo, señales de tráfico, carteles de establecimientos, número del autobús o rostros de gente paseando por la calle). 

Como consecuencia de esta dificultad, puede que entrecierres los ojos para intentar ver mejor y que,  a causa del sobresfuerzo ocular, experimentes dolores de cabeza o mareos frecuentes.

La miopía suele ir en aumento durante la infancia y juventud y, normalmente, tiene a estabilizarse y dejar de ir a más alrededor de los 20 años.

La miopía afecta a una cuarta parte de la población y la principal causa por la que puedes tenerla es genética, al existir un claro factor hereditario. Esto explica que, si tienes hijos, ellos también tengan más probabilidad de ser miopes, ya que este defecto refractivo es igualmente común en la infancia. 

De hecho, en los últimos años, se ha visto que la miopía va en aumento especialmente entre niños y jóvenes, cerca de la mitad de los cuales se estima que ya son miopes en España, según apuntan estudios recientes. El estilo de vida actual juega un papel importante en este aumento, debido, en buena parte, al uso intensivo de la visión próxima en nuestro día a día. Este está motivado tanto por un gran uso de pantallas (móviles, tabletas, ordenadores…) como por la falta de actividad al aire libre.

Al “activar” poco la visión lejana y hacer demasiado trabajo en distancias cercanas, la  capacidad de acomodación o enfoque del ojo puede verse afectada, apareciendo miopías bajas o funcionales. Para procurar minimizar este efecto, durante el trabajo, estudio u ocio en casa recomendamos hacer descansos visuales periódicos, levantando la vista de la tarea en la que estamos concentrados y cambiando de foco (mirando al fondo de la habitación, a través de una ventana, etc.)

Las gafas y las lentes de contacto permiten corregir la miopía, pero, para aquellas personas que desean depender menos de ellas, la cirugía refractiva es una opción cada vez más solicitada. Valorarla de forma personalizada, a partir de un estudio previo completo, es fundamental para poder ofrecerte la mejor indicación quirúrgica y los resultados más satisfactorios en las clínicas Miranza.