Skip to content

Pruebas diagnósticas

¿Qué es la angio- OCT?

La angio-OCT es una prueba diagnóstica de última generación que utiliza la tecnología de la Tomografía de Coherencia Óptima (OCT), basada en la emisión de luz infrarroja, para:

  • Visualizar en 3D y con precisión micrométrica las estructuras del fondo ocular (retina y coroides), realizando cortes ópticos transversales de estos tejidos. 
  • Analizar la red vascular del ojo en distintas profundidades, mostrando los vasos sanguíneos de cada capa de la retina, la coroides y la cabeza del nervio óptico. De este modo, permite obtener imágenes de la circulación del ojo de una forma no invasiva, proporcionando la información que tradicionalmente aportaba la angiografía, pero sin necesidad de inyectar una sustancia de contraste. Por tanto, es una prueba más rápida, menos molesta y sin posibles efectos secundarios, que ha revolucionado el diagnóstico oftalmológico en los últimos años.

Los especialistas de retina de Miranza han participado en el desarrollo de esta técnica, que todavía ofrecen pocas clínicas oftalmológicas en España y contribuye a poder realizar una detección más precoz y afinada de muchas alteraciones oculares.

¿Para qué utilizamos la angio-OCT?

La angio-OCT está especialmente diseñada para el diagnóstico y monitorización de patologías de la retina, así como del glaucoma (con afectación del nervio óptico y un componente vascular sobre el que se está investigando). Por otro lado, también tiene una gran utilidad para el seguimiento de determinados tratamientos, con el fin de evaluar la mejora experimentada tras su aplicación.

¿Cómo realizamos la OCT?

  • Une dos técnicas en uno: la angiografía y la OCT.
  • Es una prueba cómoda y rápida, que dura apenas 5 minutos.
  • La llevamos a cabo en consulta y no necesita preparación previa, ni dilatación de la pupila.
  • Es indolora (no hay contacto con el ojo) y no invasiva.
  • Las imágenes obtenidas son de gran precisión y las analiza nuestro equipo de oftalmólogos expertos.