RGPD - Cookies
Skip to content
Grupo Miranza
Pide cita

Pide cita

Pide teleconsulta

Si tienes dudas, consúltanos

Envíanos un mensaje

Enfermedades de la vista

Desprendimiento de vítreo

Desprendimiento de vítreo
Las moscas volantes y destellos son síntomas característicos.
Suele estar relacionado con el envejecimiento.
Puede preceder a un desprendimiento de retina.

¿Qué es el desprendimiento de vítreo?

El desprendimiento de vítreo es un trastorno ocasionado por el deterioro de la consistencia gelatinosa del líquido que rellena el interior del globo ocular. 

Cuando el humor vítreo se vuelve más líquido de lo normal y pierde firmeza, termina “colapsándose”. Como consecuencia, la membrana que lo envuelve (llamada hialoides) se separa de la capa a la que se encuentra unida, la retina, pudiendo generar una rotura en este tejido que tapiza el interior del ojo.

El desprendimiento de vítreo no duele y las principales señales que puedes notar si se ha producido son moscas volantes o pequeñas manchas negras que se mueven por el campo visual, así como destellos luminosos que duran unos segundos y se perciben sobre todo por la noche o en ambientes con escasa iluminación.

Ante la aparición o aumento repentino de estos síntomas, te recomendamos no retrasar la visita al oftalmólogo. Aunque el desprendimiento de vítreo no suele ser grave, en ocasiones puede preceder a un desprendimiento de retina, si el gel vítreo tira del tejido retiniano y lo desgarra. En estos casos, los especialistas de Miranza destacan que es fundamental realizar una intervención urgente.

Generalmente, el desprendimiento de vítreo es un proceso asociado al envejecimiento, de forma que es más habitual que lo presentes a partir de los 50 años. No obstante, existen otras causas y factores de riesgo que pueden ocasionar o multiplicar el riesgo de sufrirlo:

El desprendimiento de vítreo asociado al envejecimiento no suele revestir gravedad y, generalmente, no requiere tratamiento específico. De todos modos, es recomendable que acudas regularmente al especialista para seguir de cerca la evolución de tus síntomas y prevenir posibles complicaciones. Además, si tienes desprendimiento de vítreo en un ojo, es más probable que también te acabe ocurriendo en el otro. 

En algunas ocasiones, puede que las moscas volantes asociadas al desprendimiento de vítreo no se disuelvan con el tiempo (algo que ocurre en un tercio de los pacientes pasados los 6 meses) e interfieran en tu visión de manera importante. En estos casos persistentes, severos y especialmente molestos, podemos valorar la necesidad de realizar un tratamiento con vitreolisis láser o una vitrectomía.

La vitrectomía también está indicada si el desprendimiento de vítreo va acompañado de hemorragias graves o si desemboca en un desprendimiento de retina.