RGPD - Cookies
Skip to content
Grupo Miranza
Pide cita

Pide cita

Pide teleconsulta

Si tienes dudas, consúltanos

Envíanos un mensaje

Tratamientos

Cirugía del estrabismo infantil

cirugia estrabismo infantil
Cirugía ambulatoria, indicada desde los 6 meses de edad.
No requiere entrar en el interior del globo ocular.
Logra una mejora funcional y estética.

¿En qué consiste la cirugía del estrabismo infantil?

La cirugía del estrabismo infantil es la operación que llevamos a cabo para corregir la alineación ocular cuando hay una pérdida de paralelismo entre ambos ojos. Para ello, actuamos sobre los músculos extraoculares que controlan la dirección de la mirada, tensándolos o debilitándolos según corresponda. En este tipo de intervención no necesitamos acceder al interior del globo ocular ni a la cavidad orbitaria.

No existe una edad concreta para llevar a cabo la cirugía del estrabismo en niños, ya que dependerá del tipo de estrabismo que tenga el pequeño. Si bien los casos de estrabismo congénito deben ser operados en torno al año de edad, otros tipos de estrabismo pueden esperar algo más; hasta que la patología sea más estable y el niño pueda colaborar de manera activa en las pruebas diagnósticas. 

Aunque recomendamos no retrasar la intervención, el estrabismo es operable en cualquier etapa de la vida, siendo una cirugía que también podemos practicar con éxito en la edad adulta.

Enfermedades oculares que trata

Cuando el estrabismo infantil no se puede corregir mediante otras vías como gafas correctoras o terapia visual, optamos por la cirugía. Es importante tratarlo de manera temprana para evitar que el niño desarrolle problemas visuales asociados a la mala alineación ocular, como un “ojo vago. Además, con la intervención logramos que no vea mermada su calidad de vida y su autoestima debido al impacto estético o las dificultades que puede acarrearle la desviación ocular en su entorno social y escolar.

La cirugía del estrabismo infantil la llevamos a cabo bajo anestesia general, tanto para eliminar cualquier dolor como para evitar que el pequeño se mueva durante el proceso. Hay que tener en cuenta que esta operación puede ser prolongada (alrededor de unos 45 minutos) y es complicado que un paciente de corta edad esté quieto durante tanto tiempo. No obstante, es un procedimiento ambulatorio que no conlleva ingreso, pudiendo regresar a casa una vez que el cirujano y el anestesista han comprobado la evolución en las dos o tres primeras horas posteriores a la cirugía. 

A la salida de tu clínica Miranza, nuestros especialistas detallarán las instrucciones postoperatorias y, por regla general, el niño podrá incorporarse a su vida cotidiana en dos o tres días, aunque la recuperación completa se produce en torno a una semana.  Inicialmente, es importante vigilar la evolución de las suturas y acudir a revisión según las indicaciones pautadas.

El hecho de que la cirugía del estrabismo infantil actúe en la parte externa del ojo, limita el riesgo de posibles complicaciones que puedan amenazar a la visión. Se trata de una intervención muy segura y eficaz que en nuestros centros realizan expertos en oftalmología pediátrica y cirugía ocular infantil, lo que nos ayuda a minimizar la necesidad de tener que hacer una reintervención para corregir posibles hipo o hipercorrecciones.