RGPD - Cookies
Skip to content
Grupo Miranza
Pide cita

Pide cita

Pide teleconsulta

Si tienes dudas, consúltanos

Envíanos un mensaje

Tratamientos

Descompresión orbitaria

descompresión orbitaria
Cirugía que mejora el exoftalmos u “ojos saltones”.
Necesaria cuando hay riesgo de compresión del nervio óptico.
Accede a la órbita ocular a través de discretas microincisiones.

La descompresión orbitaria es una intervención quirúrgica que llevamos a cabo para ampliar la órbita que alberga el globo ocular y sus anejos. Gracias a esta cirugía, aliviamos la presión sobre la cavidad orbitaria que ejercen tejidos y estructuras oculares agrandadas por diferentes causas, lo que puede llegar a comprimir el nervio óptico y provocar daños irreversibles si no se actúa a tiempo. Además, al reposicionar el ojo y evitar que sobresalga por falta de espacio, también parece menos prominente y logramos una mejoría estética evidente.

Para hacer la cavidad orbitaria más amplia, nuestros cirujanos oculoplásticos cortan y extraen segmentos del hueso que forma las paredes de la órbita y, además, eliminan tejido graso. Las incisiones practicadas para acceder a la cuenca del ojo son minúsculas y suelen quedar muy disimuladas tras la operación, mínimamente invasiva.

Enfermedades oculares que trata la descompresión orbitaria

Una de las consecuencias de la orbitopatía tiroidea (inflamación de la órbita) es el exoftalmos u “ojos saltones”. También hay otros motivos para plantear una descompresión orbitaria, como tumores oculares  o casos de glaucoma congénito severo, enfermedad que puede provocar que los ojos tengan un mayor tamaño del habitual.

La descompresión orbitaria es una cirugía de rápida recuperación, en la que has de seguir el tratamiento antibiótico y antiinflamatorio que te prescribamos para evitar complicaciones. También te indicaremos reposo relativo durante unos días, durante los cuales debes evitar actividades profesionales o personales que impliquen riesgo de sufrir un traumatismo en la cara.

Los primeros días tras la intervención puedes notar una ligera inflamación y enrojecimiento o hematoma en los párpados. La visión doble postoperatoria es poco frecuente, aunque se trata de algo normal que se estabiliza progresivamente. Al cabo de un mes, aproximadamente, te solicitaremos acudir a revisión en las clínicas Miranza para valorar los resultados definitivos y comprobar que la evolución postquirúrgica ha sido correcta.

El beneficio de la descompresión orbitaria es doble: por un lado, funcional (proteger la visión y la salud ocular) y, por otro, rehabilitador (lograr una mejora estética y psicosocial). Se trata de una cirugía que supone un cambio muy positivo para la calidad de vida del paciente, aunque debe ser realizada por cirujanos oculoplásticos expertos para evitar riesgos y preservar las estructuras oculares cercanas (párpados, córnea, retina, nervio óptico, músculos extraoculares…). Complicaciones severas como una hemorragia o una infección son muy poco habituales.