Cirugía de catarata, personalizada y sin esperas

¡Recupera tu mejor visión!

Tarde o temprano, todos acabamos desarrollando catarata, ya que el proceso natural de envejecimiento de las estructuras oculares provoca que el cristalino o lente de enfoque del ojo vaya perdiendo su transparencia, impidiendo el paso nítido de la luz y dando lugar a esta patología.


En la mayoría de los casos, la catarata se corrige con cirugía y, de hecho, es la operación más practicada en nuestro país. Solo en las clínicas Miranza realizamos más de 17.000 cirugías de este tipo al año, llevadas a cabo por un equipo de oftalmólogos especializados.


Además, también tenemos gran experiencia en el manejo de cataratas congénitas y cataratas complejas relacionadas con otras enfermedades, ya sean oculares (alta miopía, uveítis, traumatismos…) o generales (diabetes, hipotiroidismo…).

“Delante de mis ojos solo veía niebla. El hecho de que haya podido librarme de este telón con la operación de catarata, para mí es un respiro”.

“Mi problema ocular me generaba sensación de envejecimiento. Ahora me siento como si hubiera rejuvenecido 20 años. Veo perfecto de cerca y de lejos sin gafas ”.

Sigfried, paciente de Miranza

Nema, paciente de Miranza

¿Cómo sé si tengo catarata?

Una revisión en el oftalmólogo te permitirá confirmar exactamente el tipo y grado de evolución de tu catarata.
Sin embargo, estas son algunas señales que pueden alertarte y motivar tu visita al especialista.

Veo borroso, como si delante tuviera un
cristal empañado.

Percibo los colores apagados, con
poco contraste e intensidad.

Me molesta la luz y me
deslumbro con facilidad

Me cuesta más
ver bien de noche.

Necesito cambiar la graduación
de mis gafas muy a menudo.

¿Cuándo llega el momento de operarme?

Esta es una decisión que en las clínicas Miranza nuestros oftalmólogos consensuan de forma particular con cada paciente. Pero una cosa está clara: la antigua idea de que hacía falta esperar a que la catarata estuviese “madura” o “bien hecha” para operarla, ya no aplica en la actualidad, gracias al desarrollo tecnológico que ha experimentado esta cirugía y la alta eficacia y seguridad que ofrece.


A la hora de plantear la intervención, además de valorar tus necesidades personales y profesionales, realizamos un completo estudio preoperatorio, ofreciéndote todas las pruebas diagnósticas necesarias para conocer en detalle las características de tu ojo.


Las pruebas más habituales suelen ser:

Biometría: para conocer las medidas exactas de tu ojo y así poder calcular la potencia de la lente intraocular que se implanta en la cirugía.

Topografía: para analizar características de la córnea, como su forma y curvatura, que también influyen en el cálculo de la lente intraocular.

Contaje endotelial: para estudiar las células de la córnea y verificar que este tejido esté en buenas condiciones para la operación.

Tomografía de coherencia óptica: para detectar cualquier problemas de la retina o del nervio óptico que puedan comprometer el resultado visual final.

Beneficios de una cirugía precoz

Hoy en día, intervenir la catarata de forma precoz, con una indicación ágil y personalizada, permite:

Realizar una intervención mínimamente invasiva, que reduce el riesgo de posibles complicaciones y facilita la recuperación. Generalmente, a las 24 h podrás disfrutar de una buena visión y recuperar tus actividades habituales.

Mejorar la calidad de vida, ya que es una cirugía rehabilitadora. Evitar que la catarata llegue a fases avanzadas previene que limite de forma importante tus actividades cotidianas. Por ejemplo, según los estudios, tras esta operación el riesgo de fractura de cadera por caída desciende un 16% y el de tener un accidente de tráfico, un 13%. Además, la cirugía de catarata también logra reducir el uso de gafas, un importante factor asociado a la calidad de vida para muchas personas.

La cirugía de catarata en 3 pasos

Paso 1

Accedemos al cristalino a través de una
microincisión, de apenas 2 mm, que no
requerirá suturas para sellarse.
Esta microincisión y el posicionamiento, tamaño y centrado de la apertura del cristalino, los realiza el láser de femtosegundo, obedeciendo con gran exactitud los parámetros introducidospor nuestros cirujanos en el ordenador.

Paso 2

Mediante ultrasonidos, disolvemos y aspiramos la catarata.
Es lo que se conoce como facoemulsificación y el láser de femtosegundo también agiliza este paso, ya que ayuda a trocear previamente la catarata.

A continuación, eliminamos todos los restos del cristalino opaco y dejamos solo una fina membrana que lo envuelve, la cápsula posterior.

Paso 3

Esta cápsula nos sirve para apoyar la lente intraocular que implantamos en sustitución del cristalino y que se ajusta mejor al ojo gracias a la precisión que aporta el láser de femtosegundo en todo el proceso, especialmente necesaria cuando se trata de lentes Premium.
Son lentes elaboradas con materiales flexibles y biocompatibles, que permanecerán estables en tu ojo sin tener que cambiarse con el paso de los años, si todo se desarrolla correctamente.

15-20 min. de intervención

Cirugía ambulatoria

Anestesia tópica (gotas) o local

Step 01

We access the lens through a microincision of barely 2 mm, which will require no stitches to close.

15-20 min. surgery

Step 02

We dissolve and aspirate the cataract using ultrasounds. This is known as phacoemulsification.
We remove all the remains of the opaque lens and leave only the fine membrane around it, the posterior capsule.

Outpatient surgery

Step 03

This capsule is used to support the intraocular lens we implant to replace the crystalline lens.
The lens is made of flexible and biocompatible materials that will remain stable in your eye without the need for future replacement if everything goes according to plan.

Topical (drops) or local anaesthesia

Volver a disfrutar de una vida que ver

El objetivo de la operación de catarata es que puedas volver a disfrutar de tu mejor visión y, además, que puedas hacerlo sin depender tanto de las gafas. Con la implantación de una lente intraocular corregimos los defectos refractivos previos que puedas tener, ya sea miopía, hipermetropía, astigmatismo o presbicia (“vista cansada”).

Para la elección de esta lente, adaptada a las características de tu ojo, también tenemos en cuenta tus necesidades visuales específicas y tu estilo de vida.

En función de tus respuestas, te indicaremos una solución u otra para lograr los resultados más satisfactorios. La cirugía de catarata en Miranza no es estándar, sino personalizada, poniendo a tu disposición los mejores equipos diagnósticos y los nuevos modelos de lentes Premium, así como un asesoramiento experto.

¿Conoces los diferentes tipos de lentes intraoculares?

Las lentes intraoculares premium ofrecen una buena calidad de visión a distintas distancias y con independencia de gafas:

  • Lentes monofocales: enfocan solo un rango de visión concreto (habitualmente de lejos).
  • Lentes monofocales tóricas: además de corregir la visión lejana, también corrigen el astigmatismo.
  • Lentes de foco elongado (Monofocales Avanzadas): corrige la visión lejana y mejoran la visión intermedia.
  • Lentes de rango extendido con corrección o no de astigmatismo: alargan la visión lejana, intermedia e, incluso, a veces, la cercana.
  • Lentes multifocales (bifocales, trifocales) con corrección o no de astigmatismo: permiten ver a todas las distancias: cercana, intermedia y de lejos.