Skip to content
Grupo Miranza
Pide cita

Pide cita

Pide teleconsulta

Si tienes dudas, consúltanos

Envíanos un mensaje

Una veintena de pacientes de oftalmología con Síndrome de Down, miembros de AIDEMAR (Asociación para la Integración del Discapacitado del Mar Menor), se han desplazado a nuestro centro de oftalmología en Alicante, Vissum Grupo Miranza, para recibir una exploración ocular gratuita. El objetivo es visitar a un total de 60 pacientes de esta asociación en tres campañas, incluidas en un programa de detección precoz de patologías oculares entre este colectivo, con un mayor riesgo de padecer pérdida visual, principalmente por problemas corneales.

Los problemas corneales, principal afectación del Síndrome de Down en oftalmología

Vissum Grupo Miranza lleva estudiando desde hace más de 10 años, junto a la Universidad Miguel Hernández y la Universidad Politécnica de Cartagena, la vinculación entre el Síndrome de Down y la oftalmología, en un proyecto liderado por el Profesor Jorge L. Alió. “Hemos estado investigando el estado y la evolución de la córnea en pacientes con esta enfermedad, mediante métodos de análisis matemático para el desarrollo de nuevos instrumentos diagnósticos de las patologías corneales”, explica el especialista. 

Los trabajos del equipo en este campo, publicados en revistas como JAMA Ophthalmology, British Journal of Ophthalmology y Cornea, han permitido confirmar que todos los pacientes con Síndrome de Down tienen algún grado de alteración corneal (queratopatía Down), que puede manifestarse de forma leve o progresiva, teniendo en este último caso un tratamiento preventivo. “Se trata de córneas más finas e irregulares que, como demuestra la evidencia científica, en más de un 70% de los casos, presentan características compatibles con las del queratocono, una patología por la que la capa superficial del ojo adquiere una forma cónica en vez de redondeada, mermando la visión”.

Según el Profesor Jorge L. Alió, “es fundamental detectar estos casos de forma precoz y determinar cuáles evolucionan y requieren tratamiento para evitar llegar a fases severas que hagan necesario un trasplante de córnea”. Además, el fundador de Vissum Grupo Miranza añade que “debe tenerse en cuenta que el trasplante de córnea es especialmente complejo en pacientes con Síndrome de Down, ya que no solo conlleva más dificultades de control y seguimiento, sino que también existe un mayor riesgo de reacciones inflamatorias severas que pueden comprometer la eficacia del trasplante”.

Acceso de los pacientes con Síndrome de Down a la oftalmología más especializada

Debido a la alta incidencia de patología corneal, las revisiones que se han llevado a cabo en Vissum Grupo Miranza en Alicante –a cargo de los doctores Jorge Alió Sanz, Jorge Alió del Barrio y Alejandra Amesty– han incluido pruebas con la última tecnología para medir el grosor, curvatura, regularidad, elasticidad etc. de la córnea. Además, se han realizado pruebas de refracción y exploraciones oculares completas, ya que los pacientes de oftalmología con Síndrome de Down también son más propensos al desarrollo de cataratas en edades tempranas y altas miopías (por encima de 6-8 dioptrías, con complicaciones oculares frecuentemente asociadas), entre otras patologías. 

A estos ojos más vulnerables se suma el retraso que muchas veces hay en los diagnósticos, debido a la falta de acceso de los pacientes con Síndrome de Down a una oftalmología especializada. Paliarlo es el propósito de iniciativas como esta, ya que “garantizar una buena visión juega un papel muy importante en la autonomía personal e integración en la sociedad de este colectivo”, afirma el Prof. Alió.

Share