RGPD - Cookies
Skip to content
Grupo Miranza
Pide cita

Pide cita

Pide teleconsulta

Si tienes dudas, consúltanos

Envíanos un mensaje

Tratamientos

Skinboosters

skinboosters
Hidratan la piel en profundidad desde el interior.
Revitalizan el rostro y previenen los signos de la edad.
Especialmente beneficiosos de cara al verano.

¿Qué son los Skinboosters?

Este procedimiento estético facial no quirúrgico consiste en la aplicación de microinyecciones de ácido hialurónico, un componente natural de nuestro organismo que se utiliza desde hace años como sustancia de relleno y que, como base del innovador tratamiento con Skinboosters, logra un potente efecto revitalizador.

El objetivo de este tipo de ácido hialurónico de última generación, presentado en forma de gel, es rejuvenecer la piel desde el interior, mejorando su calidad y elasticidad gracias a una hidratación profunda y prolongada. Además, estimula la síntesis de colágeno, que también es indispensable para mantenerla en buen estado. 

Con ello, conseguimos un efecto rejuvenecedor integral, de modo que el rostro luce más luminoso, jugoso, suave y terso, con un aspecto saludable y natural que potencia los beneficios de la mesoterapia convencional. Los resultados de los Skinboosters se empiezan a notar desde la primera sesión y se aprecian durante meses.

Problemas que tratan los Skinboosters

En las clínicas Miranza  recomendamos el tratamiento con Skinboosters tanto en mujeres como en hombres para revertir los primeros signos del envejecimiento, así como con carácter preventivo en pacientes jóvenes que quieren conservar una piel fresca y sana, retrasando los efectos del paso del tiempo en su rostro. 

Además, los Skinboosters también son muy efectivos para revitalizar la piel después de un periodo de estrés y, debido a su gran poder hidratante, los aconsejamos sobre todo de cara al verano, cuando la piel más sufre por la exposición solar intensa.

El tratamiento con estas microinyecciones de ácido hialurónico lo realizamos en consulta y de la forma más cómoda para ti, aplicándote previamente una crema anestésica para aliviar las posibles molestias. 

Los Skinboosters no requieren medidas especiales de recuperación ni cuidados adicionales y podrás reincorporarte a tu vida cotidiana inmediatamente tras la sesión. Pronto verás cómo se evidencian los resultados y mejoran progresivamente según avanzan las semanas. 

En función de tus necesidades particulares, programaremos un número variable de sesiones, que suele oscilar entre 3 y 6. Una vez completado el tratamiento, podemos repetirlo cuando sea conveniente para mantener los efectos, que duran alrededor de un año o año y medio. Para optimizarlos y prolongarlos, aconsejamos llevar una vida saludable (no fumar, moderar el consumo de alcohol, seguir una dieta rica en antioxidantes…), protegerte del sol y ser constante en los cuidados diarios de tu piel.

Algunos efectos secundarios que pueden ocurrir tras la aplicación de los Skinboosters son un ligero enrojecimiento e inflamación de la zona durante las primeras horas y, en casos menos frecuentes, algún pequeño hematoma que se reabsorbe en los días siguientes a la sesión. La posibilidad de una reacción adversa o alérgica frente a los Skinboosters es muy baja debido a que el ácido hialurónico es una sustancia que forma parte de nuestra piel por naturaleza.

Así pues, se trata de un tratamiento seguro, que, sin embargo, debe ser realizado siempre por un profesional especialista que conozca la técnica y te informe de sus beneficios y limitaciones para tu máxima satisfacción. Además, debes tener en cuenta que es un procedimiento que puede estar contraindicado si tienes, por ejemplo, ciertas enfermedades activas en la piel.