síntomas del coronavirus

La conjuntivitis puede ser uno de los primeros síntomas del Covid-19

Son muchas las dudas que surgen estos días sobre los síntomas del coronavirus, que también puede tener repercusión a nivel ocular. Como explica el Profesor Jorge Alió, oftalmólogo de Vissum-Grupo Miranza, “los pacientes afectados por Covid-19 pueden presentar, bien al principio o a lo largo de su evolución, una conjuntivitis viral en la cual el virus es transmisible a través de las lágrimas”. Asimismo, según el especialista, “a través de la conjuntiva, el virus puede llegar a la circulación general del paciente, puesto que la conjuntiva es una gran esponja que absorbe los gérmenes y, en este caso, el virus la penetra con facilidad, infectando a la persona”.

Del mismo modo, el experto advierte de que los pacientes asintomáticos de Covid-19 o los pacientes en período de incubación, pueden transmitir la enfermedad a través de las lágrimas. Por tanto, un contacto próximo, como el que ocurre cuando le asiste al paciente un familiar o durante los procedimientos oftalmológicos, es de riesgo ya que el paciente puede transmitir la enfermedad.

Por ello, el oftalmólogo destaca la importancia de verificar que el paciente que se presenta con la conjuntivitis tiene al menos 37º de fiebre, y/o que proviene de una zona donde está detectado el brote de coronavirus. Asimismo, son sospechosos aquellos que por su ocupación (profesionales sanitarios) están en contacto con pacientes confirmados o sospechosos de padecer la enfermedad.

Adopción de medidas preventivas

«Tanto aquellos que lo sean, como los sospechosos, deben pasar a observación y aislamiento durante al menos quince días, para asegurar que no se desarrolla la enfermedad, ni se pueda infectar a nadie más. En caso de encontrarse en un hospital, debe aislarse en el área de espera», aconseja Alió.

Dicho esto, el experto advierte de que todo el personal y familiares que atiendan a estos pacientes deben emplear estrictas medidas de seguridad a efectos de proteger su seguridad ante una posible infección, como el uso de guantes, máscaras y gafas y, adicionalmente, podrían rociar sus mucosas con ácido hipocloroso para bloquear la entrada al virus (como explicamos en esta otra noticia).

Asimismo, el uso de este compuesto puede completar el tratamiento de los pacientes con conjuntivitis, unido a medidas higiénicas y a la aplicación de gasas o compresas muy frías para calmar las molestias de esta infección vírica, que suele durar de 7 a 10 días como máximo.