El lavado riguroso de manos, básico en usuarios de lentes de contacto

También es importante una buena higiene de lentillas y de gafas, frente al Covid-19

Los ojos son una de las puertas de entrada del coronavirus, ya que fácilmente nos los frotamos (cuando tenemos sueño, trabajamos con el ordenador, hacemos deporte y nos entra sudor…), habiendo podido tocar previamente una superficie contaminada. De ahí la importancia de evitar este gesto para reducir las probabilidades de infección.

Pero, ¿qué ocurre con los usuarios de lentes de contacto? Según María José Sánchez, optometrista y coordinadora de baja visión de Vissum Alicante. Grupo Miranza, “no podemos desaconsejar las lentillas, ya que los estudios no han evidenciado que las personas que las utilizan tengan mayor riesgo de desarrollar una infección por coronavirus, siempre que sigan las instrucciones de uso e higiene”.

En este sentido, “si eres usuario de lentes de contacto es imprescindible que te laves escrupulosamente las manos antes de ponerte y quitarte las lentillas, un hábito que siempre es necesario para prevenir cualquier tipo de infección, pero que cobra especial relevancia en el contexto actual”, explica Sánchez.

Además, otra recomendación es “optar, preferentemente, por lentes de contacto de reemplazo frecuente, ya que cada nuevo par de lentes que estrenamos es material estéril y limpio, lo que minimiza los riesgos asociados a una limpieza poco eficiente de las lentillas”. Por tanto, son más aconsejables las lentes de contacto diarias (desechables tras cada uso), por ejemplo, que las mensuales.

Cuando esto no sea posible, para procurar una buena desinfección de las lentes, te damos algunas pautas que permiten extremar la higiene frente al coronavirus:

  • Si son de tipo blando, puedes emplear sistemas de desinfección más potentes que los habituales, como el peróxido de hidrógeno.
  • Si son permeables, híbridas, esclerales u Orto K, puedes hacer la limpieza con jabones especiales (surfactantes con alcohol isopropílico) junto con solución única y aclarar con solución salina.

Recomendaciones para mantener las gafas limpias

Una alternativa a las lentes de contacto, en caso de que prefieras dejarlas temporalmente de lado, son las gafas. Sin embargo, aunque evitan el contacto directo de las manos con los ojos, la optometrista de Vissum Alicante. Grupo Miranza advierte que “pueden darnos una falsa sensación de seguridad, ya que solo estamos realmente protegidos de cualquier partícula que entre en el ojo con monturas de seguridad que lleven protección frontal y lateral”.

Asimismo, los materiales de las gafas también pueden contaminarse, de modo que el coronavirus esté presente en ellas durante un tiempo, que variará en función del material de la montura. Esto vuelve a poner de relieve la importancia de lavarnos las manos frecuentemente, además de mantener una buena higiene de las propias gafas. Para ello, puedes seguir estos pasos (que también te servirán para conservar en buen estado el estuche de las lentes de contacto):

  1. Frota la montura con jabón neutro abundante.
  2. Tras 1 minuto, aclara con agua.
  3. Pon las gafas a secar sobre un papel absorbente.
  4. Acábalas de secar sobre un paño de seda, como el que te dan en la óptica.

Otros productos para limpiar las gafas son el peróxido de hidrógeno (0,5%), agua y lejía diluida (proporción de 490 ml agua por 10 ml de lejía) –no lo utilices en monturas metálicas– o alcohol de 70º –a evitar si tus gafas son de acetato (pasta).

Un último consejo: no uses toallitas de limpieza de centros no especializados para limpiar tus gafas, ya que son muy abrasivas.