Oftalmología a domicilio

Ofrecemos un nuevo servicio de teleconsultas para complementar la atención oftalmológica presencial

En Miranza acabamos de poner en marcha un servicio de oftalmología a domicilio que te permitirá conectarte remotamente con tu oftalmólogo para obtener un consejo diagnóstico o una segunda opinión. A través de una videoconferencia, el especialista podrá atenderte sin necesidad de agendar un encuentro presencial, para ofrecerte una orientación diagnóstica o realizar un seguimiento de tu evolución tras una cirugía o un problema ocular concreto, así como para controlar y ajustar tu tratamiento médico, en caso de enfermedades crónicas.

Con este servicio, que aquí te detallamos como solicitar, pretendemos facilitar el acceso a la atención ocular de personas de edad avanzada, con dificultades de movilidad, con problemas horarios, con tratamientos o problemas oculares que requieren un seguimiento o bien para personas que desean contar con una segunda opinión o una interpretación cualificada de pruebas o diagnósticos. “El actual contexto del Covid ha dotado de mayor sentido a este proyecto y ha acelerado su puesta en marcha, que teníamos prevista para algo más adelante”, explica el Dr. Borja Corcóstegui, presidente del CLF (ClinicalLeadersForum), órgano de dirección médica colegiada de Miranza. “Durante el confinamiento, cuando en nuestros centros solo atendíamos urgencias y la mayoría de los pacientes no salían de casa si no era estrictamente necesario, recibimos un gran número de llamadas realizando consultas y demandando algún tipo de seguimiento a distancia, que ahora nos hemos organizado para poder ofrecer en las mejores condiciones y con la misma excelencia que buscamos en nuestra atención presencial a los pacientes”, añade.

Servicio pionero a domicilio de Miranza en Madrid

Este nuevo servicio de oftalmología a domicilio incluye un plan piloto pionero, de momento solo en marcha en Madrid y área de influencia, para acudir presencialmente a tu casa y realizarte un exhaustivo examen ocular, previo a la conexión con el oftalmólogo. “En caso de que el paciente no disponga de pruebas o informes o bien si estos no son recientes, ofrecemos la opción de realizar en el domicilio exactamente la misma exploración que realizaríamos en el centro oftalmológico y que incluye prueba de agudeza visual, examen del fondo del ojo con lámpara hendidura y foto de la retina”, explica David Medel, optometrista de Miranza IOA, primera clínica del grupo en ofrecer este servicio a domicilio. Las pruebas se realizan con un equipo móvil, que incluye pequeños aparatos de exploración ocular y una aplicación que permite ver el fondo del ojo del paciente a través de la pantalla del móvil, “y que ofrece una gran fiabilidad, comparable a la de los aparatos de la consulta”, afirma el Dr. Aitor Fernández, oftalmólogo de Miranza IOA. Una vez realizadas las pruebas y fotografías oculares, estas se envían instantáneamente y de forma encriptada a la historia clínica del paciente, que el especialista puede consultar a los pocos minutos, haciendo posible una orientación diagnóstica más detallada en la teleconsulta, que se realiza el mismo día o en días posteriores.

Según el Dr. Fernández, “los más beneficiados por este servicio son los pacientes crónicos, con enfermedades como el glaucoma, que requieren un control constante, y que ahora ya podemos realizar sin necesidad de que se desplacen a la clínica”. “Podemos saber, por ejemplo, si tienen la presión ocular controlada, con una periodicidad superior y de una forma mucho más cómoda para el paciente que si se tuviera que desplazar físicamente, cosa que a veces se va aplazando por cuestiones de comodidad o por dificultades varias”, añade. Además, en el contexto sociosanitario actual, el abanico de pacientes demandantes del servicio ha aumentado considerablemente, incluyendo a personas de todas las edades, con y sin patología crónica, “o familias a las que les resulta mucho más cómodo este servicio que tener que dedicarle mucho tiempo a estar en la consulta del oftalmólogo para las revisiones de varios miembros de la familia, especialmente cuando hay hijos pequeños”.

Oftalmología de excelencia en el salón de casa

El desplazamiento de una unidad móvil a casa para realizar la exploración y las pruebas oculares que haríamos en la consulta, ha permitido a Luis, primer usuario de este servicio premium “Vamos a tu casa”, comprobar las ventajas de la consulta ocular en el salón de su domicilio. Por su edad avanzada y gran afición al golf, que le requiere una buena visión de lejos y de cerca, Luis acude puntualmente a su revisión anual en la clínica Miranza IOA. Este año tenía que haber ido en el mes de abril y la cita quedó suspendida a causa del confinamiento. Recientemente, Luis decidió retomar su visita pendiente y se encontró con dificultades de agenda para que algún familiar le acompañara, cosa que le da seguridad en caso de que le dilaten la pupila y tenga que regresar de la visita con visión poco nítida. “Mis hijos y yo no encontrábamos el momento de coincidir para poder ir a la consulta y un familiar me informó de la posibilidad de realzar la visita virtualmente y, además, complementada con una revisión en casa”, explica Luis. “Decidí probarlo y estoy muy satisfecho, porque ha sido una atención muy cómoda y completa y me ha evitado un desplazamiento que, además de resultar complicado para mí y mis familiares, intento evitar en la medida de lo posible por la situación actual”.